El Sevilla de Sampaoli se deshace

El Sevilla se ha derrumbado. El Sevilla de Jorge Sampaoli se ha venido abajo. El conjunto nervionense coronó, con su pésima imagen en el Camp Nou y su derrota ante el equipo azulgrana, una secuencia de partidos que lo han llevado de pelear por la Liga a la cuarta plaza y está por ver si puede mantener de manera holgada esa posición. De hecho, ha enlazado el equipo nervionense cinco partidos de Liga sin ganar, ante el Alavés, el Leganés, el Atlético de Madrid, el Sporting de Gijón y el Barcelona, partidos en los que sumado tan solo tres puntos de 15 posibles. En resumidas cuentas, el Sevilla de Sampaoli se ha caído.

Las causas parecen ser varias. Una principalmente y que llama la atención, el estado físico de la plantilla y el rendimiento en el último mes. El equipo no parece el mismo y en partidos como el de los octavos de final ante el Leicester esa carencia empezó a dar la cara. El equipo inglés no fue mejor, pero sí más fuerte y potente, y se llevó por delante al Sevilla y remontó la eliminatoria para meterse en los cuartos de final.

En la primera vuelta sin embargo el Sevilla parecía muy superior a sus rivales. La planificación y dosificación de esfuerzos durante la temporada no ha sido del todo acertada, a tenor de lo visto en las últimas semanas.

Además de ese rendimiento físico, hay otro aspecto que llama la atención, y es la gestión de la plantilla. Hasta el cambio de Nasri en el Camp Nou, el francés había jugado 20 partidos de Liga y los 20 como titular, cuando ha evidenciado en las últimas semanas que su estado no era el propicio. El técnico argentino no ha tenido arrestos para dejar en el banquillo al francés, pero sí lo ha hecho sin que le temblara el pulso con Franco Vázquez, que apenas participa desde hace un mes cuando antes había sido fijo, o a Ganso, que no disputa un solo minuto de Liga desde el pasado mes de noviembre.

Estos fallos y errores en la gestión se confirman con los datos. Y no solo por esos cinco partidos de Liga, más el de Liga de Campeones, sin ganar, sino también por la segunda vuelta del Sevilla. Los números de esta segunda parte de la Liga lo colocan en la mitad de la tabla, como un conjunto mediocre, y fuera de todos los puestos de Europa si el conteo fuera a partir de la jornada 20.

El Sevilla, eso sí, aún tiene renta para salvar la cuarta plaza y tampoco puede descartarse que pelee por la tercera. Eso sí, para hacerlo debe empezar ganando al Deportivo este sábado.

Publicado por

Álvaro Ramírez. Periodista desde el nuevo siglo. 35 años y toda la vida ligada al periodismo deportivo. Deseando iniciar más caminos. Ahora, también, ilusionado formando parte de la familia de bwin.

Blog de Noticias Deportivas | bwin