Numancia - Extremadura

¿Está definida La Liga con el campeonato de invierno?

Un análisis de las últimas 10 temporadas arroja que, desde la 2008/09, el título de Campeón de La Liga española ha sido un monopolio entre el FC Barcelona y el Real Madrid, quienes han alcanzado coronarse en 7 y en 2 oportunidades, respectivamente; compartiendo el podio con el Atlético de Madrid únicamente en la temporada 2013/2014.

Adicionalmente, para poder coronarse campeones en el último decenio, debieron sumar por encima de los 87 puntos, lo que les da un promedio mínimo de 2,29 unidades por cada partido; esto viene a ser el reflejo que tienen los eternos rivales de no poder desinflarse, y la obligación de salir a ganar cada uno de sus compromisos si quieren lograr alcanzar coronarse como campeones en cualquier jornada.

Ahora bien, La Liga llegó al ecuador de su desempeño, y ya se ha logrado jugar la primera vuelta, por lo que ya todos los equipos han logrado enfrentarse entre ellos, y nos permite realizar una estimación de quién podría quedar campeón de La Liga basados en el título honorífico de campeón de invierno.

Durante este periodo, en casi todas las ocasiones, el acreedor del título honorífico de campeón de invierno ha logrado quedarse con el campeonato al final de la temporada, lo que nos da un indicativo de la importancia que tiene la regularidad para que un equipo perteneciente a la liga española, logre alcanzar el objetivo de coronarse campeón.

De este modo, en 7 de las 10 temporadas disputadas el Campeón de Invierno logró coronarse como Campeón absoluto de La Liga, lo que nos indica que en el 70% de las oportunidades, existió una fuerte relación entre obtener el título honorífico y consagrarse al final de la temporada. Por otro lado, sólo en 3 ocasiones esta regla se vio vulnerada, lo cual se produjo durante tres temporadas consecutivas: en la 2013/14 el Barcelona fue campeón de invierno, pero el Atlético de Madrid se quedó con el título; luego, en la 2014/15 le tocó al Real Madrid ser campeón de invierno para que finalmente el Barcelona le arrebatara el título de la temporada; y por último, en la 2015/16 el Barcelona se desquitó con los colchoneros, ya que el Atleti quedó campeón de invierno, pero fueron los culés quienes celebraron con el título de La Liga.

Ahora bien, otro elemento a tener en consideración es la brecha que puede existir entre el primer y segundo lugar, lo cual nos da un indicativo de lo cerrado que se encuentra la competición. Durante todo este periodo, la diferencia promedio de puntos entre el campeón de invierno y el segundo lugar fue de 5 unidades, lo cual viene a representar una brecha de una victoria y dos empates, y al final de la temporada, el campeón suele aumentar la distancia con su seguidor en una unidad, siendo la brecha promedio entre él y el segundo lugar de 6 unidades, lo que viene a ser dos victorias.

Asimismo, las temporadas en las cuales el campeón de invierno no mantuvo el liderato hasta coronarse campeón, fueron precisamente aquellas en las cuales las brechas entre el primero y el segundo no superaron los 3 puntos al final de la décimo novena jornada; de resto, cada vez que el campeón de invierno logró coronarse con una brecha superior a los tres puntos, logró alcanzar el objetivo de titularse como campeón de La Liga. Esta regla sólo fue rota por el Real Madrid en la temporada 2016/17, cuando al final de la decimonovena jornada mantenía una brecha de tan sólo un punto con el segundo lugar que era ocupado por el Sevilla, y luego logró coronarse campeón con una distancia de 3 puntos contra el Barcelona.

En estos momentos, nos encontramos en el ecuador de la temporada 2018/19, razón por la cual, teniendo en consideración la tendencia presentada en el último decenio, podemos hacer el ejercicio de anticiparnos a definir el campeón de La Liga, el cual necesita cumplir con dos requisitos: el primero es haber sido campeón de invierno, y el segundo mantener una diferencia superior a 3 puntos con respecto al segundo lugar para poder ser campeón. Al momento de revisar ambas condiciones en la presente temporada, nos percatamos de lo siguiente: los culés son los actuales campeones de invierno con 43 puntos luego de 19 jornadas, y adicionalmente mantienen una distancia de 5 puntos con los colchoneros, quienes les persiguen en el segundo lugar con 38 unidades, esto nos permitiría concluir que el los catalanes tienen prácticamente todas las probabilidades de su lado.

Pero, para cerrar, existe un detalle que puede ser muy importante en nuestro análisis, y es que en todo nuestro periodo de estudio, el menor puntaje obtenido por el campeón de invierno fue de 43 puntos, y precisamente en las temporadas que dicho campeón sumó hasta 45 puntos, fueron superados por el segundo lugar y perdieron La Liga; teniendo este dato en consideración, los culés han igualado el puntaje más bajo del decenio para un campeón de Invierno con 43 unidades, lo cual puede abrir la puerta a una temporada más cerrada donde el Atlético pudiera lograr alcanzar desplazar a los Catalanes y quedarse con el tan ansiado título de La Liga, así que aún hay mucho por definir en la competición y aunque las estadísticas y las probabilidades están a favor de los de Ernesto Valverde, la sorpresa está a la orden del día.

X