Simeone construye un histórico 'muro' con el Atlético de Madrid

Simeone construye un histórico ‘muro’ con el Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid volvió a sellar, en el último encuentro liguero del pasado 20 de mayo, una temporada para el recuerdo. Además de sumar un nuevo título europeo gracias a la conquista de la Europa League, los rojiblancos lograron un nuevo subcampeonato liguero terminando La Liga únicamente por detrás del Barcelona, lo cual posee un mérito innegable.

La clave de este buen papel ‘colchonero’ en la competición doméstica ha sido, una vez más, la solidez de su entramado defensivo. Tanto es así que el Atlético terminaba el pasado curso liguero como el equipo menos goleado por tercer año consecutivo, algo que ya había conseguido de manera continuada en las temporadas 2012-13 y 2013-14.

Todos estos ejercicios tienen algo en común además del extraordinario bagaje defensivo, la presencia de Simeone. Desde su llegada, el argentino ha logrado que los suyos se conviertan en un auténtico ‘muro’:

El técnico sudamericano aterrizaba en el banquillo rojiblanco a mediados de la temporada 2011-12, la cual lograba encarrilar para los suyos firmando un aceptable quinto puesto. Sin embargo, la auténtica revolución en el rendimiento del equipo al mando del ‘Cholo’ comenzaría en la campaña siguiente, la primera que Simeone iniciaba como entrenador atlético.

Durante sus seis temporadas con los madrileños, Simeone ha convertido al equipo en el menos goleado de La Liga hasta en cinco ocasiones. Un estadística excelente de por sí que lo es más incluso teniendo en cuenta que el argentino ha igualado, en solo seis ejercicios, el número de veces que el club había finalizado el curso liguero como el menos goleado en toda su historia.

Como era de esperar, el rendimiento en cada uno de estas campañas ha sido de lo más satisfactorio, ya que la afición ‘colchonera’ ha disfrutado de tres terceros puestos, un subcampeonato e incluso la histórica corona liguera de la 2013-14. Gracias a una cantidad de goles encajados que rara vez alcanza los 30 y por tanto no llega a la media de un tanto recibido por partido, el Atlético se ha instalado en el olimpo de la competición y ni siquiera recuerda lo que es sumar menos de 75 puntos durante el curso liguero.

Construyendo ‘Zamoras’

La clave del buen rendimiento defensivo de los atléticos no es solo su zaga, sino el trabajo y compromiso de todo el equipo en las labores de contención y destrucción. Una labor coral que en estas temporadas ha sido perfectamente culminada por los guardametas rojiblancos, quienes prácticamente han monopolizado la consecución del trofeo ‘Zamora’ al portero menos goleado de La Liga.

Si en la 2012-13 y en la 2013-14 era el belga Thibaut Courtouis quien se llevaba este galardón individual, su marcha al Chelsea dejó paso a la llegada de un Jan Oblak que ya suma tres ‘Zamoras’ consecutivos (15-16, 16-17 y 17-18) y se ha convertido en uno de los mejores guardametas del mundo de la mano de Simeone y del muro que este ha logrado construir con el Atlético de Madrid.

X