Entrenadores, profesión de riesgo en la Liga

Entrenadores, profesión de riesgo en la Liga

El fútbol no tiene memoria. Sin duda, es una de las frases más usadas en nuestra era. El deporte de élite, tan sacrificado e injusto tantas veces, lo es especialmente con un gremio: los entrenadores. Esta teoría se está apreciando intensamente esta temporada en nuestra Liga, ya que 8 de los 20 equipos del campeonato ya han cambiado, al menos una vez, a su técnico. Visto en porcentajes impresiona aún más, ya que supone un 40% del total, casi la mitad.

Una mala racha que se alarga demasiado, no cumplir con las expectativas, falta de feeling con la directiva o la plantilla. Son muchos los motivos que puede haber detrás de un despido. Pero, ¿hay garantía de mejora tras el cambio? No siempre es así. Analizamos caso por caso.

El primer equipo que abrió la veda fue el Villarreal, que prescindió de su entrenador antes incluso de que diera comienzo la temporada. Marcelino García Toral tuvo una salida del club castellonense un poco extraña. Discrepancias con los altos estamentos de la entidad provocaron su salida y Fran Escribá tomó los mandos del ‘Submarino’. No le está yendo mal al técnico valenciano, ya que el equipo está donde se espera, asentado en los puestos europeos.

Continuando por orden cronológico, el siguiente fue el Valencia CF. Las cuatro derrotas en las cuatro primeras jornadas pesaron mucho en la capital del Turia, y Pako Ayestarán se marchó para dejar paso al eterno interino: Voro. Tres jornadas se sentó en el banquillo che hasta que llegó Cesare Prandelli. El italiano mejoró algo el rendimiento del equipo, pero su paciencia con el club y los jugadores se agotó en la jornada 15. A partir de ahí Salvador González ‘Voro’ volvió a coger las riendas para conseguir una relativa estabilidad en una entidad que lleva un tiempo considerable a la deriva.

En Málaga también ha estado bastante caliente el banquillo, aunque en este caso los movimientos no han servido para mucho. Pintaba bien el proyecto de Juande Ramos en la Costa del Sol, pero los resultados no fueron los esperados y la ilusión se fue apagando. El club cedió el testigo al ‘Gato’ Romero en la jornada 16, aunque el uruguayo ha empeorado los números de su predecesor. Cogió al equipo en la 11ª posición con 21 puntos, y lo ha dejado 15º con 26 puntos. Ahora se renueva la esperanza con la llegada de Míchel, todo un experto en los banquillos de varios países que debutará en el del Málaga este fin de semana ante el Alavés. ¿Comenzará con buen pie su nueva andadura?

En la plantilla del Club Atlético Osasuna de esta campaña 2016/17 también figurarán, como mínimo, tres entrenadores. El efecto ha sido mínimo, ya que ni Joaquín Caparrós ni ahora Petar Vasiljevic han logrado mejorar la trayectoria de Enrique Martín, destituido en la jornada 11.

Al Real Betis, al Deportivo y al Sporting el cambio no les ha sentado ni bien ni mal, ya que se mantienen prácticamente en el mismo sitio. Poyet abandonó la casa verdiblanca con el equipo en el puesto 14, y así sigue con Víctor Sánchez del Amo. Un exverdiblanco, Pepe Mel, se ha hecho cargo desde la jornada 24 del Dépor. Desde ese momento ha mejorado ligeramente las sensaciones, pero el conjunto gallego sigue coqueteando con el descenso. De ahí no logra salir el Sporting de Rubi. El técnico catalán sustituyó al ‘Pitu’ Abelardo en la penúltima jornada de la primera vuelta y sigue luchando, sin éxito por el momento, por salir de la quema.

Muy pronto se decidió el Granada a cambiar de entrenador. En concreto, en la jornada 6, cuando Paco Jémez cedió su asiento a Lucas Alcaraz. El técnico granadino ha logrado que su equipo ascienda una posición en la tabla, de la 19ª a la 18ª, pero eso sigue siendo insuficiente. O reaccionan ya ganando al Atlético de Madrid este fin de semana, o sus opciones de permanecer en Primera un año más se esfumarán en un santiamén.

X