Otras dos maldiciones que el Real Madrid debe romper en Cardiff

Otras dos maldiciones que el Real Madrid debe romper en Cardiff

El Real Madrid tiene la posibilidad de acabar en Cardiff con una serie de maldiciones que, a priori, ponen cuesta arriba lo que sería la victoria del conjunto blanco en la final de la Champions League frente a la Juve. Una de ellas, el hecho de que cada siete años vence un equipo italiano, la hemos analizado ya en profundidad en esta previa a la gran cita del próximo sábado 3 de mayo. Ahora veremos dos más que nos llaman especialmente la atención.

Más de 25 años sin que el campeón repita

La primera es que son demasiados años seguidos sin que el campeón consiga revalidar el título de campeón de Europa ganándolo dos años de forma consecutiva. El último en hacerlo fue el AC Milan en 1989 y 1990. O sea, que se han cumplido ya 26 años sin que ningún equipo campeón consiga imitar a los italianos.

Fue precisamente el Milan el que pudo repetir en 1995. Tras imponerse el año anterior por 4-0 al Barcelona de Cruyff en la final, un año después llegó a la final pero el Ajax le arrebató la posibilidad al vencer por la mínima. Y justo un año después, en 1996, fue el Ajax el que desperdició la ocasión tras caer ante la Juventus en la final de la Liga de Campeones. Lo mismo le sucedió a la Vecchia Signora en 1997, después de que el Borussia Dortmund le ganara en la final de ese año por 3-1.

El último en dejar pasar la oportunidad fue el Manchester United en 2oo9. Tras ganar la Champions un año antes ante el Chelsea, los de Ferguson cayeron en la final con el Barcelona y tampoco pudieron repetir triunfo en el viejo continente.

¿Lo conseguirá el Real Madrid? Que los de Zinedine Zidane vencen en Cardiff (en los noventa minutos de partido) se paga a 2.65 €. De esa forma, revalidarían el título que consiguieron frente al Atlético el pasado año en Milán. Sería la duodécima Copa de Europa para los de la capital de España.

Ganar en Europa… como campeón del mundo

La otra maldición de la que hablamos es que desde que en el año 2000 comenzara a disputarse el Mundial de Clubes, sustituyendo a la clásica Copa Intercontinental, ningún equipo campeón del mundo ha conseguido ponerle el broche a la temporada proclamándose campeón de la Champions League. Y eso que desde 2007 siempre fueron campeones europeos, excepto en 2012 que ganó el Corinthians.

Este curso el Real Madrid, en diciembre, se impuso en el Mundial de Clubes disputado en Japón tras superar en la final al Kashima Antlers. Eso supone que los de Zidane tienen ante sí un reto, una ocasión perfecta para acabar de una tacada con varias de las maldiciones existentes en torno al campeón de la Champions League en la era moderna.

X