Los campeones malditos de la Champions League

Los campeones malditos de la Champions League

La derrota del Barcelona ante el Atlético en los cuartos de final de la Champions League prolonga un dato significativo que, podemos decirlo así, se ha convertido en una especie de maldición para el campeón del continente europeo. Desde que la Copa de Europa pasó a llamarse Champions League (o Liga de Campeones, en español), o sea, desde la temporada 1992/93, ningún campeón de Europa ha conseguido defender con éxito su título en el Viejo Continente.

Hemos elaborado una infografía especial que representa esta maldición de los campeones de Champions.

En 1993 fue el Olympique de Marsella (con Barthez, Angloma, Desailly, Deschamps, Rudi Völler, Alen Boksic…) quien se hizo con el triunfo final al imponerse al AC Milan en la final por la mínima, con un gol de Basile Boli. Al año siguiente ni siquiera pudo disputarla debido a una sanción dura para el club francés. Fue el AC Milan de Fabio Capello, esa vez sí, el equipo que venció en 1994. La final, recordada, fue la del triunfo por 4-0 sobre el Barcelona de Johan Cruyff. En ese equipo, curiosamente, sí estaba Desailly, que repitió título con equipos distintos. Pero en 1995, aunque de nuevo llegó a la final, cayó a manos del Ajax de Amsterdam. El resultado fue 1-0 y el goleador holandés, Patrick Kluivert.

Tampoco el Ajax de Louis van Gaal pudo repetir en 1996. Igualmente, llegó a la final y hasta forzó la tanda de penaltis frente a la Juventus de Marcello Lippi. Pero los de Turín consiguieron imponerse desde el punto fatídico por 4-2 en un encuentro en el que habían marcado Ravanelli y Litmanen.

El Bayern Múnich ganó la Champions en 2001 pero cayó con el Real Madrid en 2002.
El Bayern Múnich ganó la Champions en 2001 pero cayó con el Real Madrid en 2002.

Sí venía cumpliéndose hasta esta fecha que el campeón, al menos, llegara a la final de la siguiente edición. Y así lo hizo la Juve en 1997. Pero los italianos, para no romper la tradición, sucumbieron por 3-1 a manos del Borussia Dortmund de Ottmar Hitzfeld. A partir de entonces, los campeones tuvieron serias dificultades y hasta más de una década después no se plantarían en la final, cayendo por el camino.

En 1998 le ocurrió al Dortmund, que se quedó en semifinales tras perder con el Real Madrid, que se proclamó campeón con el célebre gol de Mijatovic a la Juventus. Fue el año de la séptima. Y en 1999 fueron los blancos los que fueron derrotados en los cuartos de final por el Dinamo de Kiev de Andriy Shevchenko, goleador destacado del conjunto ucraniano. Esa temporada venció el Manchester United, que en el año 2000 cayó en cuartos precisamente con un Real Madrid que de nuevo se proclamaría campeón tras golear al Valencia (3-0) en la final de París. Los goleadores fueron Morientes, McManaman y Raúl. Pero al año siguiente, en 2001, siguiendo con la maldición del campeón de Champions, apareció el Bayern Múnich para apear al conjunto madrileño en las semifinales y terminar ganando la Liga de Campeones también frente al Valencia, en la tanda de penaltis. Todos recordamos la imagen de Kahn intentando consolar a Santi Cañizares.

En 2002 el Real Madrid se la devolvió al Bayern, con remontada incluida en cuartos de final. El equipo de Vicente del Bosque volvió a ganar el título imponiéndose en la final al Bayer Leverkusen con la recordada volea de Zidane. En 2003 fue la Juve la que se interpuso en el camino del Real Madrid. Si bien fue el AC Milan el que levantó la ‘Orejona’ tras vencer a la Vecchia Signora en los penaltis.

El Chelsea no pudo pasar de la fase de grupos en 2013 tras ganar en 2012.
El Chelsea no pudo pasar de la fase de grupos en 2013 tras ganar en 2012.

En 2004 tuvo lugar una de las remontadas más recordadas en España. El AC Milan se quedó en cuartos pese a ganarle al Deportivo de la Coruña por 4-1. Y es que en Riazor, en una noche mágica para los coruñeses, el Dépor ganó por 4-0 con goles de Pandiani, Valerón, Luque y Fran. El Oporto fue el campeón, y al año siguiente cayó en octavos a manos del Inter de Milán. Ese 2005 también vivimos una final célebre: la de la remontada del Liverpool al Milan (de 0-3 al descanso a 3-3 en la segunda parte) hasta vencer en la tanda de penaltis. Inolvidable el triunfo de Rafa Benítez sobre Carlo Ancelotti.

El Liverpool, en 2006, también fue apeado en octavos por el Benfica. El campeón fue el Barça, que le remontó la final al Arsenal. Pero en 2007 tampoco los azulgranas lograron superar la barrera de los octavos al caer, precisamente, con el Liverpool, que llegó a la final pero esta vez sí perdió con el Milan. Y otra vez los rossoneros sucumbieron en octavos de 2008, a manos del Arsenal. Acabó proclamándose campeón de Champions el Manchester United, que llegó a la final en 2009 pero no pudo con el Barcelona de Pep Guardiola. El técnico catalán cayó en semifinales de 2010 con el Inter de Mourinho, que esa vez sí salió campeón y conquistó el continente superando al Bayern Múnich en la final.

Los italianos fueron eliminados por el Schalke 04 en 2011, año en que el Barça volvió a ganar superando al Manchester United en la final. Los azulgranas cayeron con el Chelsea en 2012. Los blues salieron campeones y, sin embargo, en 2013 no pudieron ni siquiera superar la fase de grupos. Una Champions League que se llevó el Bayern Múnich, eliminado en 2014 por el Real Madrid que le ganó la recordada final de Lisboa al Atlético de Madrid.

En 2015 la maldición se cebó con los blancos, que cayeron en semifinales a manos de la Juventus con protagonismo de Morata en favor de los de Turín. El Barça conquistó Europa… y esta vez ha sido el Atlético de Madrid el que, como hiciera dos campañas atrás, ha puesto fin a la andadura de los de Luis Enrique en la presente edición de la máxima competición continental.

infografia_campeones_champions

X