Griezmann ya sabe marcar a un Olympique... pero no al Marsella

Griezmann ya sabe marcar a un Olympique… pero no al Marsella

Antoine Griezmann, el genio francés que nunca jugó como profesional en Francia, el genio francés que es la estrella de la selección ‘bleu’ y que afronta este verano la cita mundialista de Rusia 2018 a las órdenes de Didier Deschamps, se enfrenta este miércoles en la final de la Europa League a un equipo francés, el Olympique de Marsella.

Un histórico del fútbol francés ante otro histórico del fútbol francés. Porque si Griezmann está haciendo historia en el fútbol internacional el Marsella es uno de los clubes más laureados de Francia y que espera estrenar además su vitrina de títulos de la Europa League.

Sabe el Marsella que Griezmann es el jugador más peligroso del Atlético de Madrid, sin dudarlo, y espera poder pararlo para aumentar sus opciones de ganar la final que se celebra, por si fuera poco, en territorio francés, en Lyon.

Y es una curiosa historia la delantero del Atlético de Madrid, pues pocas veces se ha enfrentado a rivales de su país. Es una experiencia casi inédita para él, por lo que el encuentro ante el Marsella será muy especial.

En toda su carrera futbolística, desarrollada en España, primero en la Real Sociedad y ahora en el Atlético de Madrid, solo se ha enfrentado en dos ocasiones ante un rival francés, el Olympique de Lyon. Al menos, eso sí, conoce la ciudad donde se jugará el título de la Europa League este miércoles. Pero más allá de un doble enfrentamiento, con la camiseta de la Real Sociedad, ante el Lyon, ni una vez ha experimentado medirse a compatriotas suyos.

Es por eso que el comportamiento de Griezmann ante un conjunto galo es un camino casi expedito y por recorrer. En esos dos partidos ante el Lyon, disputados en la previa de la Liga de Campeones 2013/2014, el delantero francés, eso sí, marcó uno de los goles más bonitos que se le recuerdan, aunque ha hecho muchos de bella factura. En la ida, en Lyon, anotó el 0-2 en una chilena que prácticamente dejó sentenciada la eliminatoria a favor de la Real Sociedad, que jugaría luego la fase de grupos de la Liga de Campeones. Aquellos dos partidos acabaron con 0-2 y 2-0 luego en Anoeta.

Con el Atlético de Madrid, en estos años de Liga de Campeones, nunca se ha cruzado con ningún rival francés, por lo que es aquella experiencia de blanquiazul la única a la que recurrir como precedente antes de la final de Lyon ante el Marsella. En todo caso, siempre es Griezmann una amenaza para cualquier rival.

 

X