La Coruña - Malaga

¿Qué puede decirnos la historia sobre los Playoffs de la NBA?

Adelantándonos a los Playoffs de la NBA de este fin de semana, hemos echado un vistazo a cada una de las temporadas pasadas desde que la eliminatoria fue ampliada a 16 equipos en 1984, con el objetivo de encontrar algunos patrones interesantes: hemos revisado cuál equipo según su clasificación tiende a llegar más lejos en el torneo, y las posibles fuentes de sorpresas o victorias inesperadas por parte de los equipos más débiles, para ayudaros con vuestras apuestas antes de que suba el telón este sábado.

¿Cuán lejos suele llegar un equipo según su clasificación?

El sistema de cabeza de serie o de sembrado es generalmente un indicador confiable de cómo se desempeñará un equipo en los playoffs: de los 16 campeones de la NBA oriundos de la Conferencia Este, 12 habían llegado a la fase eliminatoria clasificándose primeros en su ala, mientras que 11 de los 19 campeones que provinieron de la Conferencia del Oeste también fueron cabezas de series y llegaron como favoritos. Sólo en cuatro temporadas se ha podido observar que un equipo con una clasificación menor al tercer lugar recorriera todo el camino hasta la Final de la NBA, y tres de ellos tropezaron en el obstáculo final.

Sería particularmente inusual presenciar que el equipo clasificado en el séptimo u octavo lugar logre llegar lejos en el torneo, ya que sólo un equipo de cada 14 que ocuparon esa posición final en la fase regular ha logrado siquiera pasar la primera ronda de los playoffs. Sólo han existido dos ocasiones en las cuales un equipo clasificado séptimo u octavo logró pasar la semifinal: los SuperSonics de Seattle alcanzaron la Final de la Conferencia del Oeste en 1987 habiendo llegado como un equipo clasificado en el séptimo lugar, mientras que los Knicks de Nueva York lograron hacer todo el recorrido hasta la final de 1999 a pesar de haberse clasificado en el octavo lugar de la Conferencia del Este.

¿Con qué frecuencia ocurren las victorias inesperadas?

En general, se han visto mayores sorpresas en la llave perteneciente a la serie del Oeste, la cual sostiene la teoría predominante de haber sido la más fuerte y, por tanto, la más competitiva de las dos Conferencias. Siete de los 10 equipos que han caído en la primera ronda a pesar de haberse clasificado como uno de los dos primeros lugares procedían del Oeste, y el quinto clasificado de la Conferencia del Oeste ha superado al cuarto clasificado en la primera ronda en casi dos tercios de las veces.

Sin embargo, esta tendencia se revierte cuando alcanzamos las Finales de la Conferencia, donde 15 de las 25 victorias inesperadas que hemos visto durante las últimas 35 temporadas han ocurrido en lado Este de la llave. Una vez que hemos llegado a la Final de la NBA y removemos todos los cruces entre equipos con igual clasificación, encontramos que las victorias inesperadas poseen una incidencia exacta de una en cada tres choques, con 7 de los 21 encuentros entre equipos de diferentes rangos donde prevaleció el de menor clasificación.

¿Se nos debe otro ganador sorpresivo?

Desde 1984 han habido cinco temporadas en las cuales los Playoffs de la NBA fueron ganadas por un equipo clasificado como tercero o inferior, siendo el primer caso el triunfo rompe récords de Houston como sexto clasificado en 1995. Todas las otras cuatro ocasiones involucraron al equipo clasificado en tercer lugar, y el más reciente fue hace ocho años en 2011, por lo que la factura por un ganador sorpresivo se encuentra presumiblemente vencida. Con cuatro de esas cinco victorias del menos favorecido siendo la obra de equipos del Oeste, hay mucho más interés en mirar hacia ese lado de la llave para realizar una apuesta arriesgada.

X